Interiorismo

Recibidor, ¿cómo influye en nuestra estrategia de venta?

Recibidor, hall, zaguán, o entrada, son palabras de distintos orígenes que se refieren al espacio inmediato que hay tras una puerta.

Dependiendo de el uso de los espacios posteriores será de un tamaño y con una funcionalidad concreta. No es igual el hall de un teatro que el recibidor de una vivienda.

Sin embargo, estas estancias, tienen una mayor repercusión en oficinas, clínicas, despachos, estudios, consultorías, etc. En todos ellos el recibidor es un espacio de suma importancia que puede influir en nuestro negocio más de lo que pensamos.

¿POR DONDE EMPEZAR?

A la hora de montar un despacho o consulta, nos fijamos principalmente en los espacios donde se va a desarrollar la actividad. En muchos casos solemos dejar la zona de la entrada para el final, cuando a veces ya no queda presupuesto.

No debemos subestimar el poder que genera el recibidor en un posible cliente. El espacio que da la bienvenida dice mucho de nuestra marca. Con él vamos a crear una primera impresión en la que sin darnos cuenta el cliente se crea una imagen sobre nosotros en cuanto a calidad, precio e incluso confianza.

Es muy interesante cuidar estas primeras sensaciones. Una estancia acogedora con una correcta iluminación, a poder ser natural, y prestando atención a los sonidos y los aromas que se perciben puede ayudarnos mucho justo antes de una reunión.

El recibidor posiciona al cliente, es una primera impresión que sin duda deberíamos aprovechar. El estilo elegido y el cuidado de los pequeños detalles pueden hacer marcar la diferencia en tu negocio.

Un buen recibidor debe estar acorde con el resto de las estancias venideras y alineado con nuestra Filosofía de tu negocio. Si necesitas algunas ideas para decorar un recibidor, te damos algunos trucos para que puedas sacarle el máximo partido. Sigue leyendo y marcarás la diferencia.

EL TAMAÑO SÍ IMPORTA

Lo principal es tener en cuenta el número de personas que suelen coincidir en este punto a la vez. Debería haber espacio suficiente para todas, donde podamos saludar, confirmar la cita y redirigir al donde corresponda. En caso de pequeños recibidores podemos optar por una mesa alta con tablero de cristal. El efecto óptico es muy liviano y nos permitirá ofrecer un punto de apoyo sin agobiar el espacio.

Aquí podéis ver otros ejemplos de mesas. 

Los espejos son otro recurso muy utilizado en espacios reducidos. Al reflejar el espacio genera una sensación de amplitud muy agradable. Debemos tener en cuenta que las luces y las sombras también se reflejan. Un reflejo no esperado puede asustar a tu nuevo cliente y provocar le una situación de alerta que no será favorable antes de una reunión.

Más ejemplos de espejos

DECORACIÓN CON FUNCIONALIDAD

El tiempo es un bien escaso en estos días, valora tanto el tuyo como el de tu cliente. Un reloj representa seriedad y rigor. Es muy apropiado que facilitemos esta conexión visual con el tiempo desde el momento de la llegada. Dependiendo del espacio podemos recurrir a uno de sobremesa que nos sirva como ornamento o de pared, en este caso cuidaremos el uso de cuadros para no recargar.

Elige el reloj adecuado aquí

Al tratarse de un espacio de bienvenida es muy útil tener un perchero, paragüero, o incluso un pequeño armario donde el cliente pueda depositar sus pertenencias al llegar. Debe sentirse cómodo y confiado antes de recibirle en nuestro despacho.

Si el espacio es lo suficientemente amplio podemos incorporar elementos de decoración como alguna escultura, jarrones con flores naturales o algún centro de mesa original que enriquezca el espacio.

Otras ideas de decoración aquí

JUGAR CON LA DOS CARAS DEL ESPACIO

Como último consejo, el hall es un espacio de tránsito que presenta una dualidad, ya que no solo recibe a nuestros clientes, sino que también los despide. Las sensaciones a la llegada y a la salida serán distintas, sobre todo la primera vez, y también la perspectiva desde la que se ve este espacio. Aprovecha este último contacto con tu cliente para transmitir confianza y seguridad, puedes colocar algún cuadro o foto que represente un caso de éxito para tu empresa, esto ayudará a que vuelvan.

Ahora solo queda empezar a recibir clientes. ¡Mucha suerte en tu negocio!

Posted in Sin categoría.